jueves, 24 de octubre de 2013

La vida...

Y otra mañana te levantas con una mala noticia...
Durante la noche fallece alguien de tu familia, despues de sufrir mucho en la vida...
Deja muchos hijos, nietos y bisnietos, tristes por la pérdida y desolados por la ausencia...
Y te planteas muchas cosas...
Sobretodo te planteas qué carajo pintamos aquí. Qué sentido tiene que cada día nos levantemos amargados con la jornada que nos espera. Que nos preocupemos por nuestra apariencia, por si tenemos mala cara o si la camisa que llevamos ya nos la hemos puesto 3 veces en las últimas semanas... Que si aquel dijo esto, o aquella piensa lo otro. Si mi coche es viejo o mi casa es fea. Que si ese comentario en Facebook lo habrá puesto por mi. Que si he subido de peso. Que no puedo comprarme una tele como la de la vecina. Que si mi móvil no es de última generación...
Nos hemos olvidado de vivir.
Nos hemos dejado llevar por la marea.
Y peor aún... Nos hemos olvidado de ser felices.
Nos preocupa más el qué dirán, que luchar por conseguir un sueño. Y hasta preferimos vivir en blanco y negro antes que pasar el trago de romper con todo y vivir...
Nos hemos encerrado en el miedo. Nos castigamos cuando algo nos hace sentir bien, porque creemos que no lo merecemos.
Y se nos va la vida.
Y se nos acaba el tiempo.
Y luego lamentamos lo que podíamos haber hecho cuando podíamos hacerlo.
Y cualquier oportunidad pasada ya no vuelve.
Y mañana se nos apaga la luz... y se acabó...
Nadie va a vivir tu vida sino tu.
Y al final nadie va a morir en tu lugar.

1 comentario:

kusrok dijo...

me gustaría tener una conversación contigo, sin precedentes y sin necesitarlo, así que si "la vida" quiere.. déjame un rastro